Arquitectura en Arizona

Es muy interesante conocer un poco la historia de cómo una ciudad se ha ido desarrollando y cómo la parte del diseño y arquitectura influye en la imagen urbana.

static1 - Arquitectura en Arizona

UNA DE esas personas influyentes fue Josias Joesler, un arquitecto suizo que durante los años 30’s fue invitado por el desarrollador de Tucson para incorporar varios elementos como la lotificación de las Montañas Catalina y cómo fueron sembradas las casas en el desarrollo inmobiliario de aquella época.

Unas de sus prioridades se basaban en definir las vistas a través de las ventanas, principalmente dirigiéndolas al norte y los cocheras orientados a la ciudad, que estaba hacia el sur, para captar el calor del sol en invierno.

Las casas de Joesler expresaron la imagen que Murphey estaba buscando. No sólo sus casas eran estéticamente románticas, sino que respondían tanto a la topografía como al entorno desértico que las rodeaba. El uso de arcos, corredores y patios representaba el estilo de vida al aire libre deseado por Murphey para atraer a habitantes del este de Estados Unidos a Tucson. Arquitectónicamente, estas características aluden a los elementos atemporales del diseño en climas áridos en todo el mundo, y confirman la experiencia de diseño obtenida de la vida bien viajada de Joesler.

Las casas de Joesler fueron construidas con características decorativas que transmiten el significado pretendido de la antigüedad, incluso utilizó algunos artículos adquiridos durante los numerosos viajes de Murphey a México y a América Latina. Las características típicas de las casas de Joesler incluían la elaborada forja de hierro, puertas, ventanas y veletas; azulejos decorativos vidriados y sin esmaltar, paredes pintadas a mano, puertas de cristal y techos de vigas.

Manijas de las puertas y trabajos en latón estampados que normalmente se encuentran en baños, rejillas de calefacción e interruptores de luz. En el exterior, Joesler también utilizó materiales de construcción de formas decorativas, como un friso de parapeto donde los bloques se colocan en el extremo y en un ángulo de 45 grados a la pared para crear una cenefa trenzada que protege del sol y proporciona sombra para resaltar la parte superior del edificio en un clima solar rico como el nuestro. Puertas de madera talladas a mano, cuyos diseños se basaban a menudo en los dibujos, proporcionaban otra oportunidad para una superficie interior decorativa.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas