Cosas que no sabías al momento de elegir tu LED

POR LYANNE R. GARCIA DISEÑADORA DE ILUMINACIÓN / ALA CERTIFIED / SUNLIGHTING / TUCSON, AZ.

LA TECNOLOGÍA está creciendo rápidamente y la fuente de energía LED (Lighting Emitting Diodes) se ha vuelto un poco más encomiástica durante los últimos 50 años. La iluminación hoy en día es más importante y es necesario que nos eduquemos, debido a la importancia de poder lograr funcionalidad y estética en cualquier espacio ya que Iluminación es lo que hace a cada espacio brillar y sobresalir. L.E.D. lleva la delantera a la energía incandescente, fluorescente y HID (High Intensity Discharge) gracias a su bajo consumo de energía, reducido tamaño, mejor utilidad de vida y conmutación más rápida que cualquier otra de las lámparas incandescentes. Al mismo tiempo que tus lámparas se van fundiendo, podrías economizar energía e ir cambiando tu residencia o negocio a la tecnología LED.

Hay dos cuestiones importantes y elementales que debemos tener en cuenta a la hora de escoger la Iluminación correcta para así poder sacar provecho al diseño, contraste y color de tu residencia o comercio.

La primera es conocer los números, ya que esta tecnología es un poco compleja para algunas personas. Aquí está una simple explicación: al leer la caja con las especificaciones de tu LED, vas a ver un número de 4 cifras que es medido en grados Kelvin. Ejemplo: 2,700 Kelvin (luz cálida), 3,000 Kelvin (Luz neutral), 4,000+ Kelvin (Luz de día).

Si es para una residencia, lo mejor es que pongas color de luz de 2,700 grados Kelvin ya que estos son colores que van mejor con decoraciones que llevan más colores neutrales, madera, colores tierra, amarillo, naranja y café. 3,000 Kelvin para espacios con colores negros, grises neutrales, azul, morado o rojo intenso, estos detalles harán al espacio lucir de mejor manera y los colores resaltarán más alrededor del cuarto. Procura poner el mismo color de luz en un espacio, ejemplo 2,700 en recámaras y 3,000 en cocinas y baños. Los números elevados en Kelvin como 4,000+ son utilizados en oficinas, negocios, cristalería o platinados, algunos restaurantes de comida rápida y estadios. Si pusieras este color en una residencia, haría que el lugar luzca un poco más frío y, de alguna manera, no tan confortable.

Una segunda cosa a tomar en cuenta al momento de elegir tu LED sería el llamado CRI (Color Rendering Index); esto, en pocas palabras, se refiere a la calidad de la luz. Ésta es medida en una escala de 0 a 100 y entre más se acerque tu CRI a 100, mejor calidad y rendimiento. Esto significa que al momento de ir a tu guardarropa la diferencia entre los colores será más visible y hasta notarás diferencia entre distintos tipos de negros, rojos, amarillos, etc. La mayoría de los Bulbos LED son de aproximadamente 80 CRI, y aquí es donde notarás la diferencia en el precio; entre más te acerques a un 100 CRI, el foco será de mejor calidad y por lo tanto pagarás más por lo que obtienes, pero estarás contento. Nunca uses un LED que sea menor a 70.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas