Casa da Musica Rem Koolhaas

Comparado en varias ocasiones con el célebre diseño de frank Gehry para el museo Guggenheim de Bilbao, la creación de Koolhaas es una experiencia más contenida en sí misma, vibrante de tensiones psicológicas y emocionales. es la forma más abiertamente seductora que el arquitecto neerlandés ha creado hasta el momento.

Casa da Musica Rem Koolhaas

Proyecto
OMA – Rem Koolhaas
www.oma.eu

Área
22,000 M2

Altura
40 M

Año
1999 – 2005

Casa da Musica
Avenida da Boavista
604-610, 4149-071
Oporto, Portugal
www.casadamusica.com

El puente Don Luis I de Gustav Eiffel, es una de las obras arquitectónicas icónicas de la ciudad de Oporto en Portugal; desde el 2005 es la Casa da Musica del arquitecto holandés Rem Koolhaas, y es también uno de los auditorios más importantes construidos en los últimos 100 años. Se trata de un proyecto moderno con rasgos sensuales, que da cabida a un gran abanico de eventos culturales durante todo el año. Sus líneas contemporáneas conviven en equilibrio y armonía con la belleza y el encanto de esta vieja ciudad.

El edificio con forma de diamante y con escaleras que se asemejan a la entrada de una nave espacial, se compone de dos auditorios principales (uno de 1250 asientos y otro de 350), un restaurante con capacidad para 250 personas, una terraza trapezoidal con azulejos blancos y negros desde donde se puede ver la ciudad y el mar; así como estudios de grabación para la Orquesta Nacional de Oporto, y varias salas pequeñas utilizadas para talleres, ensayos y actividades educativas. Todas se encuentran conectadas por escaleras que parecen inspiradas en laberintos, cada una de ellas diseñadas y decoradas de manera independiente con una identidad propia inspirada en la cultura tradicional de Portugal.

La Casa da Música se construyó al lado de la rotonda da Boavista, en la colindancia entre un distrito histórico y otro de la clase trabajadora. Se encuentra asentado en una plaza ondulada de mármol travertino que sirve de punto de unión entre lo antiguo y lo nuevo. En su fachada, se puede ver cómo el edificio de forma cincelada rompe con su entorno, como una escultura urbana con forma de caja deformada de concreto a la que se le han sustraído las esquinas en la base y algunos tajos generando terrazas.

Las paredes en todos los extremos de la sala están hechas de enormes placas de vidrio corrugado que sugieren los pliegues de un telón. Los vidrios ondulantes, además de favorecer una mejor acústica, permiten el acceso de la luz natural así como la visión de otras partes del edificio y una vista de la ciudad, de modo que toda la sala parece flotar vagamente en medio de la ciudad.

Diversidad de colores, el balance entre luz natural y luz artificial, extravagantes mosaicos y muebles característicos de Portugal son el escenario que podemos encontrar por dentro. Su arquitectura tradicional se realza con la instalación de vistosos azulejos pintados a mano, haciendo gala de la tradición milenaria de la cerámica portuguesa.

Uno de los grandes logros del edificio no es sólo su belleza y su forma invertida, sino también la capacidad de adaptación del edificio por dentro. El vestíbulo de múltiple altura, cuyo material predominante es también el concreto, antecede a las escaleras interiores que ofrecen diversas visuales conforme se van adentrando en su intrincado recorrido.

La sala del auditorio es recubierta de grandes planchas de madera en pintura dorada, material muy utilizado en las iglesias barrocas de oporto. Presenta también dos grandes ventanales, así como una réplica de un órgano barroco. Casa da Música puede albergar los más variados proyectos; desde música clásica o música electrónica hasta música de calle.

Casa da Musica Rem Koolhaas


Deja tu respuesta

Se el primero en comentar

avatar
wpDiscuz

Ediciones impresas Ver todas