Casa Ticomán

Diseñar es grandioso,
pero crear es divino.


PROYECTO ARQUITECTÓNICO
VIDAL ARQUITECTOS
ARQUITECTO ALBERTO VIDAL ZUAZUA
JEFE DE PROYECTOS MARCELA HERNÁNDEZ
INTERIORISMO VIDAL ARQUITECTOS
AÑO 2014
UBICACIÓN SAN PEDRO GARZA GARCÍA, NUEVO LEÓN
ÁREA 600 M2
ILUMINACIÓN GRUPO LITE
CONSTRUCCIÓN ÓNIX
FOTOS JORGE TABOADA
PAISAJE
PROHÁBITAT

DISEÑAR PROYECTOS habitacionales es algo que va más allá de idear volúmenes; es concretar los sueños de las familias que ahí tendrán su hogar porque esos espacios serán el ámbito en el que vivirán las experiencias íntimas y familiares más importantes. Pero cuando ese diseño se convertirá en el techo del mismo diseñador y su familia, la complejidad y las implicaciones emocionales y creativas del proyecto crecen exponencialmente.

Este proyecto habitacional es de particular importancia para Vidal Arquitectos porque se trata de la casa del fundador de la firma: Alberto Vidal Zuazua.

En Casa Ticomán, que adquiere su nombre por la calle en que se ubica, se puede apreciar toda la filosofía personal y arquitectónica de Alberto Vidal. A diferencia de muchos otros proyectos, no sólo forma parte de su trayectoria profesional, sino también de su proyecto de vida en el que se conjuntaron los anhelos personales, familiares y arquitectónicos de su creador.

A Vidal le tomó un año encontrar el terreno o tal vez, según el propio arquitecto, el terreno lo encontró a él. Se trata de una superficie descendente con enormes ventajas para la creatividad arquitectónica, justo lo que buscaba el diseñador. El acceso principal a la casa se ubica en la parte más alta del terreno, mientras que en la parte baja está la cochera y una puerta secundaria. En la distribución interior se invirtió la tendencia normal de las casas: las recámaras están en el nivel inferior y en la parte superior está el área social: sala, comedor, cocina, área de trabajo y estancia familiar.

El clímax de este proyecto es un elemento elevado que está fuera de la casa. Se trata del estudio personal del arquitecto Vidal localizado en una esquina de jardín y que se eleva 7 metros por medio de una estructura, lo que le da unas vistas increíbles hacia la casa y la ciudad. La explicación simbólica de este cubo situado en las alturas es una metáfora del proceso creativo: la persona cuando crea se eleva al terreno de las ideas, fuera de lo cotidiano, con la distancia suficiente del mundo para escuchar las voces de las musas creativas.

Por su parte, para el área construida se emplearon materiales naturales, paneles de madera, concreto blanco, granito negro y piedras con apariencia de elementos naturales como una piedra de la India que asemeja madera y un mármol verde con apariencia de césped, lo cual le da calidez a este proyecto familiar. En la azotea se ubica una terraza con camastros y mesas con vista a la Sierra Madre.

El área social se une con el jardín mediante un gran ventanal con puertas corredizas que expande el efecto de espacio. Tradicionalmente, en los proyectos residenciales el jardín se ubica detrás de la casa, pero en este caso el área construida está al lado del jardín. Los elementos de este espacio verde como el agua, la fuente, la alberca y el césped armonizan con la casa y el entorno. Cada recámara tiene un jardín privado con piedra blanca de río como piso, una banca y un árbol, que hace las veces de un espacio cómodo y sombreado para la meditación y la lectura.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas