Confort en la arquitectura: espacios de calidad

Fuente
Arq. Rogelio Cota Estévez
CÉ Arquitectura R.
cotaestevez@gmail.com

Si bien la tecnología de la construcción ha permitido mejorar la calidad de vida de sus usuarios, en especial en lugares con climas adversos, también en el diseño existen consideraciones a tomar en cuenta que nos pueden ayudar a conseguir espacios de calidad.

Los avances tecnológicos han permitido que los materiales de construcción nos ayuden a optimizar el ahorro de energía y también a acondicionar los espacios apropiadamente. Existen materiales térmicos, cubiertas aislantes, sistemas de ventanas eficientes que disminuyen el calor ocasionado por la luz solar. Sin embargo, es importante acompañar estas ventajas con técnicas pasivas de acondicionamiento natural.
Un punto clave es contar con aberturas (ventanas) que estén protegidas del impacto directo de los rayos solares. Las aberturas permiten una iluminación y ventilación natural de los edificios, cuando las condiciones climáticas lo permitan.

tumblr m92pv6MxbI1rz1a9io2 1280 640x426 - Confort en la arquitectura: espacios de calidad
La techumbre genera un espacio de transición entre el área común interior y la exterior, permitiendo prolongar una abertura considerable. Lacey Residence por Jones Studio en Paradise Valley, Arizona.

Refiriéndose a la protección de aberturas, la prolongación de cubiertas ayuda a proveer áreas de sombra y genera espacios de transición entre el interior y el exterior, que terminan convirtiéndose en lugares en los que podemos estar.

Siempre es interesante voltear a ver lo que la historia tiene que contarnos: la utilización de pórticos y áreas exteriores techadas en la arquitectura colonial sonorense no son casualidad, funcionaban como un espacio de confort debido a la falta de aire acondicionado. Incluso en la arquitectura modernista de mitad de siglo pasado, los pórticos fueron un elemento muy frecuente. Esto es porque los espacios cubiertos en exterior ayudan a direccionar el viento a una zona contenida, y si a esto lo acompañamos de un área verde contigua, el acondicionamiento será más efectivo.

Es importante conocer bien los sitios en los cuales se desarrollará el proyecto, tanto los recorridos solares en las diferentes estaciones del año como sus vientos dominantes. Estos factores nos ayudarán a determinar la orientación de la edificación y la

colocación de elementos que ayuden al acondicionamiento de espacios como vegetación, cubiertas, espejos de agua, entre otros.

La interacción entre los espacios exteriores naturales acondicionados y los interiores es primordial, pues la idea principal para lograr una arquitectura de confort es lograr el balance entre lo que pasa fuera y dentro de un edificio. En ocasiones se comete el error de aislar en su totalidad la edificación, eliminando su interacción con el exterior. Esto provoca que sean máquinas de habitar, que sólo aporten emisiones de calor y dióxido de carbono al medio ambiente.

Es esencial conseguir un punto de equilibrio entre las ventajas que nos brindan la tecnología y las enseñanzas que hemos heredado de la historia de la construcción. Las condiciones climáticas adversas no son pretexto para desaprovechar las bondades que nos brinda nuestro entorno; el confort no sólo se limita a complacer nuestro bienestar en un área interior, sino a brindar las condiciones idóneas para disfrutar todos los espacios habitables.

Brown Residence 01 2 640x499 - Confort en la arquitectura: espacios de calidad
La prolongación de la cubierta en el volumen principal permite protegerla del sol. Los faldones de vegetación en sus alrededores ayudan a disminuir la sensación térmica. Brown Residence, de Lake Flato Architects en Scottsdale, Arizona.

Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas