La cabaña negra

EL PROYECTO se ubica en una zona rodeada de naturaleza. En el terreno existen grandes árboles, lo cual permite generar un filtro visual hacia la carretera y a las construcciones vecinas que se encuentran en la zona. Es un espacio privado aislado de la contaminación visual y sonora de la ciudad.

El primer punto del proyecto era crear un espacio para sus habitantes y amigos que pudiera estar listo lo más rápido posible. Su premura por habitarlo en poco tiempo dio pie a pensar en sistemas constructivos que hicieran más eficiente el proceso sin elevar el costo y manteniendo el presupuesto planeado. El segundo punto fue diseñar y construir únicamente espacios que ellos realmente necesitan para vivir a su estilo y modo de vida. Se acordó que el verdadero lujo del espacio estaba al exterior, en el bosque, así que el proyecto podía compactarse a espacios que realmente utilizaran en el día a día.

El proyecto, al estar ubicado en medio del bosque lleno de árboles altos y naturaleza, inspiró a crear una cabaña. Se sabía que no podía ser una cabaña ordinaria y que tenía que ser sustentable, pero con limitante en el presupuesto y el tiempo.

La casa cuenta con un techo verde, el cual actúa como filtro térmico con el exterior, manteniendo fresca la casa durante el día y caliente durante las noches.

El acabado exterior en muros, pisos y techos, es duela de madera de pino. En los muros se integró madera de pino entintada en color negro para la absorción de radiación solar. El sistema de techo verde cuenta con una geomembrana que sirve de aislante e impermeabilizante entre la madera y la tierra natural. El agua pluvial que cae sobre la azotea es dirigida por medio de un geodren directo al terreno natural.

Lo primero fue analizar el programa que el cliente solicitó, básicamente una organización del espacio, creando tres módulos para el proyecto: privado, semi-público y público. De este ejercicio salieron cientos de variantes traducidas a diagramas volumétricos que crearon estos módulos espaciales.

Se estudió como podrían y debían relacionarse, y cuál debería de ser su acomodo al ser un espacio libre en un terreno extenso donde no existen realmente limitantes. Se implementaron ciertas reglas de diseño que tenían que cumplirse para poder aterrizar el proyecto. Estas reglas fueron: orientación, vistas, privacidad.

En el módulo privado se encuentra la recámara principal con baño y vestidor; en el módulo semi-público, la cocina, el baño de visitas completo y un cuarto de lavado; y en el público, la estancia y terraza al exterior. La casa flota a 60 cm para evitar el contacto directo con el suelo frío natural y no provocar humedad en el piso, ni contacto directo con el agua que escurre desde la montaña.

Se eligieron materiales muy precisos para la construcción de la casa, evitando a toda costa cualquier obra de albañilería a excepción de la cimentación y el muro de contención de la fachada oriente de la casa. El esqueleto de la casa es una estructura metálica, tanto en sus elementos verticales como horizontales. Se cree que de esta manera se puede ser sustentable ya que el metal puede ser reciclado. En las áreas húmedas de la casa, como las regaderas, el espacio está forrado con piedra basáltica, al igual que en la cubierta de la cocina y muebles de baño. Los muros interiores están forrados con panel de y es opintado color blanco para controlar el costo y darle más amplitud al espacio.

ARQUITECTO REVOLUTION
UBICACIÓN CIUDAD DE MÉXICO
ARQUITECTO A CARGO ANDRES BUSTAMANTE ARRIETA
EQUIPO DE DISEÑO ANDRES BUSTAMANTE ARRIETA, CARLOS GARZÓN
ÁREA 106.71 M2
AÑO 2015
FOTOS THE BLACK RABBIT


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas