La Casa Desnuda

Con sólo 6.5 metros de ancho, esta casa logra una solución integral a la necesidad de un espacio práctico y confortable. Diseñado en dos plantas y con espacios abiertos, este loft podría ser la envidia de cualquier soltero en las grandes urbes.


PROYECTO ARQUITECTÓNICO TALLER ESTILO ARQUITECTURA
UBICACIÓN MÉRIDA, YUCATÁN
COLABORADORES VICTOR ALEJANDRO CRUZ DOMÍNGUEZ, IVÁN ATAHUALPA HERNÁNDEZ SALAZAR, LUIS ARMANDO ESTRADA AGUILAR
ÁREA 150 M2
AÑO 2015
FOTOS DAVID CERVERA

Si de hacer arquitectura se trata, en los últimos años al parecer la tendencia es utilizar materiales sintéticos, innovadores y al mismo tiempo más costosos. En el proyecto de la Casa Desnuda fue exactamente lo opuesto; utilizar materiales naturales, comunes y fáciles de conseguir en la ciudad, dejándolos al desnudo y con su belleza intrínseca expuesta.

El reto inicia con las dimensiones del terreno, un residuo urbano resultado de subdividir una casa familiar; el terreno, de 6.5 x 27.5 con fachada poniente, no resultaba el más alentador para las necesidades de la vivienda. La solución resolvió los problemas de asoleamiento al poniente y la dificultad de ventilación cruzada en todos los espacios creando una barrera con los servicios hacia el poniente y separando la vivienda del límite norte, dejando únicamente 80 cms que permiten crear una “chimenea de aire” la cual funciona exitosamente.

Los elementos de acondicionamiento pasivo se vuelven parte integral del diseño, la piscina que refresca el aire antes de recorrer el interior de la casa, el muro de cristal al oriente que permite abrir o cerrar el espacio y controlar el flujo y volumen de aire, las puertas corredizas de cristal hacia la chimenea que crean entrada de luz natural del norte y mayor ventilación, el muro vegetal al poniente que refuerza la barrera térmica, los maceteros de permacultura que al mantenerse siempre con agua evitan el sobre calentamiento del área de acceso y los patios intermedios como la transición del acceso al área habitable y el patio interior de la recámara.

Los pisos y elementos de carpintería, en su mayoría reciclada de puertas antiguas, añaden el carácter cálido al ambiente de esta recámara, creando un contraste con los colores incluidos en los focos de atención en distintos puntos estratégicos de este hogar.

La paleta de materiales está mayormente determinada por los elementos constructivos y estructurales expuestos en su mayoría; el muro de block, tan común en la zona, se transforma al evitar el traslape y se deja aparente convirtiéndose en el “módulo” de todo el diseño.

La iluminación natural se vuelve uno de los protagonistas de estos espacios, manteniendo la misma línea que se maneja a lo largo de Casa Desnuda. Haciendo del aire uno de sus aliados, Taller Estilo Arquitectura creó los accesos con determinación para hacer fluir al viento en direcciones que ventilen los espacios abiertos de esta residencia.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas