El matrimonio perfecto: vino y carne

Existe una especie de magia cuando estos dos se combinan, es una sensación muy especial para los amantes de la gastronomía. Este maridaje es perfecto para una cena especial y romántica con tu pareja. Cocinar para tus seres queridos es una gran demostración del cariño y amor que tienes hacia ellos, puedes crear un ambiente agradable alrededor de esta suculenta combinación.

Las carnes rojas en su mayoría, se acoplan muy bien con un vino rojo. Pero, para hacer que esta unión sea más perfecta, debes conocer el tipo de carne que consumirás, su método de cocción y, por supuesto, tu vino. Tu vino dependerá totalmente de lo fuerte que sea tu carne, es decir, si tu corte es con alto contenido de grasa, ocuparás un vino con más taninos, como un Carnet Sauvignon o un Malbec.

Prepara las mejores salsas para sazonar o acompañar tu corte de carne. Puede ser un chimichurri, ya sea en su receta original o, si te gusta experimentar, puedes crear tu propio estilo, como uno de cilantro. Si buscas una mezcla más delicada de vino y carne, utiliza un vino ligero como el Syrah o Zinfandel, con notas frutales, para crear una salsa con una reducción de vino y mermelada de frutos rojos.

Si estás pensando en realizar una comida o cena en varios tiempos, prepara los mejores detalles procurando que los sabores vayan de menor y más suaves a más fuertes, tanto en los platillos como en las bebidas. Al consumir primero algún sabor intenso, por ejemplo en tu entrada, y después tu platillo fuerte es de un tono más suave, tu paladar podría quedarse un poco con la sensación anterior dándole menos importancia al siguiente platillo.


Deja tu respuesta

Se el primero en comentar

avatar
wpDiscuz

Ediciones impresas Ver todas