La otra cara de la moneda 

Existen críticas a nivel internacional hacia los movimientos locales. Qui- se compartírselas para enriquecer el tema y conocer el otro lado de la moneda.
“Ahora resulta que en los grandes supermercados no trabajan perso- nas, que no pertenecen a su barrio, que no generan a su vez gasto que repercute en beneficio de otros…”

“¿Por qué tengo que comprar a un productor local si en el supermercado encuentro el mismo producto a la mitad de precio?”

Lo mejor del mercado es que haya competencia y libertad, y ningún tipo de intervención, simplemente unas reglas de regulación justas que se traduzcan en lo más conveniente para el cliente.

También sostienen que la naturaleza de local de un producto no siempre es sinónimo de calidad, y se preguntan: si el producto local es de calidad inferior al externo, ¿por qué el consumidor debe comprarlo?

Lo que se debe regular para cualquier negocio, sea local o foráneo, es cumplir con el reglamento de imagen urbana y el uso de suelo correspondiente. Las autoridades deben hacer que se cumpla, y los ciudadanos vigilar que así se haga.

gourmet 08 - La otra cara de la moneda 


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas