Un elote a la parrilla

Es uno de los platillos que no pueden faltar en las parrilladas americanas típicas. Se puede asar de varias maneras, todo depende del tiempo que tengas y de lo que se te haga más fácil. Antes que nada hay que considerar el tiempo de remojo en agua. El elote se sumerge en agua fría antes de la cocción para mantenerlo suave, y entonces ya hidratados, los asas.

Cubierto de papel aluminio: retira las hojas y hebras del elote. Remoja en agua fría por 30 minutos. Sácalos del agua, sacude el exceso y coloca los elotes en las hojas de aluminio. Cubre el elote con aceite de oliva, sal, pimienta y hierbas al gusto. Envuelve muy bien el elote con el aluminio. Coloca en la parrilla a fuego medio-alto volteando cada 5 minutos para que no se queme. El elote va a estar listo en unos 15 ó 20 minutos, o hasta que los granos estén suaves y de color amarillo. Retira del asador y abre con cuidado el aluminio.

Directo en la parrilla: si te gusta comer los granos de elote tatemados y un poco más crujientes. El elote se limpia, se le quitan las hebras y las hojas y se sumerge en agua por 30 minutos como mínimo. Hay que limpiar muy bien la parrilla y engrasar con aceite de oliva o vegetal el elote para que quede cubierto de todos lados. Se sazona con sal y se colocan los elotes en la parrilla, a un fuego medio-bajo y se tienen que estar volteando constantemente para que no se vayan a quemar de más.

Se va a cocinar unos 10 ó 15 minutos, o hasta que los granos se sientan suaves, esto depende de la intensidad del fuego.

elotes asados 640x480 - Un elote a la parrilla

Hay que buscar los elotes tiernos, que son los más suaves y tienen mejor sabor. Busca elotes que tengan las hojas verdes amarillosas. Los granos se deben de sentir firmes y deben de tener un color claro y translucido, si se ven abollados o sumidos no los elijas.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas