Hace unas decadas

Lo clásico era alimentarse de los productos de la propia región donde se vivía; se consumía lo fresco, lo de temporada y libre de conservadores. Sin darnos cuenta, esto cambió a partir de que aparecieron los supermercados, los cuales venden productos que han recorrido casi el mundo entero para venderse en los anaqueles del gigantesco lugar.

En nuestro país como en otras partes del mundo, la tendencia a favor del consumo local se ha globalizado; empiezan a surgir movimientos en pro del consumo local y no sólo por razones económicas sino también de salud, culturales, ecológicas y de convivencia, que es lo que argumentan los locavores, como se ha autodenominado esta tendencia en pro del consumo local.

gourmet 04 640x500 - Hace unas decadas


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas