Comer fuera de casa

Nutriologa Nicole 290x323 - Comer fuera de casa
Nutrióloga Miriam Nicole Brakmo

La mayoría de las veces pensamos que para poder comer saludable debemos comer en casa y preparar nosotros mismos nuestros alimentos. y la verdad es que sí es cierto; ésta es la mejor manera de controlar los ingredientes y la calidad de lo que vamos a consumir. Pero, seamos sinceros: nunca falta un evento, festejo, reunión de negocios o simplemente las ganas de ir a un restaurante… ¡y se vale!, porque sí podemos comer fuera de casa y seguir comiendo saludable. El hecho de ir a un restaurante no significa que tengamos que tirar la toalla y caer en las tentaciones porque, la verdad, hay muchas cosas que se antojan pero no entran en las opciones más adecuadas para cuidar la línea o nuestra salud. Es cuestión de querer y estar firmes en nuestras decisiones, y me atrevo a decir que en todos los lugares encontrarás una opción saludable o lo más sana posible.

• Pedir a la carta: Al llegar a un restaurante estudia primero el menú, lee todas las opciones y no te vayas directo a las ensaladas pensando que es la mejor opción. Si eliges una ensalada recuerda pedir el aderezo aparte para controlar la cantidad y siempre pide vinagretas no aderezos cremosos. Evita frituras y crutones así como pedacitos de tocino, busca la ensalada más sencilla. Para escoger tu plato busca pollos, pescados, atún; evita preparaciones agridulces ya que les agregan azúcar; busca siempre algo con verduras y sin queso ya que son muy grasosos.

• Mariscos: Elige preparaciones frescas como un ceviche, que incluirá además verduras en tu plato. También puedes pedir un taco de camarón o marlin pero que no sea frito, elige tortilla de maíz y agrega aguacate y salsa. Si queremos un plato caliente, se puede elegir un pescado a la plancha, o al horno y evita preparaciones con crema o tocino.

• Carne asada: Si se puede ir a los tacos, yo recomiendo la carne máximo dos veces por semana. Pero el día de antojo de tacos ¡adelante!, sólo pídelos en tortilla de maíz, la carne sin grasa y evita preparaciones con vísceras. Agrégales toda la salsa que quieras, así como cebollita, pepinos y guacamole. En muchos lugares también encontramos nopalitos a la mexicana o el taco podemos pedirlo con chile verde o champiñones, así agregamos más verdura.

• Comida rápida: Estos son los lugares más difíciles para encontrar algo saludable. Pero si no te pudiste escapar de la hamburguesa pídela sin tocino ni queso amarillo y evita los aros de cebolla empanizados. Busca alguna que incluya chile verde, guacamole o pídela con doble porción de verduras. Hoy en día podemos encontrar muchos lugares de comida rápida con opciones saludables como ensaladas, paninis en pan integral, wraps o sándwiches vegetarianos. date a la tarea de buscar comercios locales y prueba cosas diferentes.

• Bebidas: Creo que ésta es la parte en la que muchos caemos a la hora de la comida fuera, pidiendo refrescos o algún coctel. Elige siempre agua natural o una limonada con poca azúcar, las sodas no son opción y los tés o aguas frescas tampoco, ya que no son naturales y tienen muchísima azúcar. En cuanto al alcohol, la mejor opción es una copita de vino tinto para acompañar tu plato.

• Postres: Si andas fuera y estás celebrando algo, ¿por qué no pedir uno? siempre comparte, así no te quedas con el antojo pero limitas la porción.

Así que ya saben, aprovechen su domingo fuera de casa, el café con las amigas o esa ocasión especial. Disfruten la compañía, la plática y sobre todo, disfruten sus platillos sabiendo que hicieron la mejor elección.
…y si un día caes en la tentación, ¡ánimo!, no pasa nada, al día siguiente vuelves al buen camino.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas