Departamento Colima Un concepto elegante y uniforme

LA INTEGRACIÓN de distintas tradiciones artísticas en el proceso de fabricación del Departamento Colima, ubicado en la colonia Roma Norte de la Ciudad de México, inspiró en su diseño interior a conceptos que trascienden de nuestra cultura colonial tradicional. Materiales como carrizo, cerámica, barro negro, piedra, recinto volcánico y madera natural rústica fueron parte de este proyecto.

El planteamiento se desenvuelve en 175.16 m², donde se vinculan áreas públicas y de descanso en una planta abierta que proporciona al departamento una iluminación adecuada y una percepción espacial continua. El diseño de muebles y carpintería está pensado en función de las dinámicas del cliente, por lo que su disposición en las áreas comunes sugiere la unión entre distintos usos; es así como el estudio y las áreas de descanso comparten un mismo ambiente con la cocina y el comedor. Estos muebles, diseñados bajo medida, contrastan fuertemente con los detalles en barro negro y la materialidad pétrea de los tratamientos de piso.

Para la propuesta estética en los acabados, se buscó transmitir un lenguaje rústico contemporáneo desde la exposición de materiales cálidos en plafón y muros, como la estrategia de iluminación puntual que enmarca los detalles de diseño mexicano.

La madera juega un papel muy importante dentro de este espacio como una de las protagonistas de este departamento. Ésta se convierte en parte de una dinámica que lleva al habitante a percibir una sensación de continuidad desde un extremo al otro.

En cada área de la casa saltan objetos en color negro que definen la paleta de colores y corresponden tanto a elementos estructurales como decorativos. Dentro de la concepción de la casa se planteó de forma permanente transmitir una atmósfera que logre mediar entre una estética cuidadosamente artesanal y la representación de un lenguaje moderno, limpio y contemporáneo. Los detalles en muros y luminarias en barro negro, contra la propuesta de muebles sobrios y vanguardistas, logran un proyecto integral.

El inmueble cuenta con dos recámaras que presentan un espacio privado de terraza e iluminación orientado hacia el sur. Los balcones que proporcionan iluminación natural, marcan una pauta por cada uso definido en el diseño. En esta imagen, podemos apreciar que una de las recámaras combina perfectamente un color que emite tranquilidad, ideal para el descanso.

De igual manera, dándole continuidad a los baños, se manejó la misma paleta de colores claros, donde se integran los mismos estampados que apreciamos en la recámara. Una sensación de frescura y colores limpios se reflejan al entrar a estos espacios de relajación y uso personal.

ARQUITECTURA TALLER DAVID DANA
ÁREA 175 M2
AÑO 2016
ARQUITECTO DAVID DANA
FOTOS ALESSANDRO BO
WWW.ALESSANDROBO.COM


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas