Nima Veiseh. La memoria y el arte

Su Obra explora la naturaleza dinámica de la memoria y su reflejo ante la condición humana. Este proceso es llevado a cabo a través de la hipertimesia que padece, una condición de la memoria sumamente extraña donde las personas afectadas por este síndrome pueden recordar hasta el más mínimo detalle, siendo una anomalía que afecta a sólo 50 personas en el mundo. Nima recuerda todos los días de su vida, a detalle, desde los 15 años.

Este artista expone momentos de transición y conectividad convertidos en una expresión artística, mientras estudia al ser y su recorrido a través del tiempo. Los densos recubrimientos de pintura involucrados en cada pieza y más de 65 horas de proceso continuo, son el aditivo genuino de la integrada y cambiante naturaleza de la memoria través de su técnica, que hace referencia al gestualismo y al arte abstracto.

Su historia y él, como ser humano, están fundidos en su obra

Cada pieza requiere de meses de un cuidadoso proceso que ensambla docenas de capas de pintura, una sobre la otra. Éstas, son referencia a la complejidad intangible de la vida diaria y cómo la estructura de nuestras memorias afecta nuestra habilidad de percibirlas. Su proceso de texturizado repetitivo y secado de cada una de las capas de color es una alegoría a la estructura de la memoria, que describe como resiliente.

El proceso consiste en combinar e inyectar pintura en spray con acrílico para crear texturas etéreas, es así como, junto a sus herramientas personalizadas, logra tal efecto.

Sus estudios como artista profesional, aunados a la hipertimesia, le permiten a Nima plasmar una serie de memorias y destilarlas como referencia en una de las capas de pintura; cada una de ellas es un pensamiento extraído, teniendo como resultado final una memoria holística apreciada por el observador. Sus estudios en ciencias e ingeniería lo ayudaron a desarrollar sus propios instrumentos y así, con su técnica, plasmar las memorias que interactúan en su cabeza. Como artista profesional, su proceso se refleja a través de su habilidad de ver el tiempo de una manera diferente, debido a su condición. Este proceso envuelve cantidades de capas para lograr esa textura dinámica que responde de distintas maneras, dependiendo de su entorno e iluminación.

Nima Veiseh ha estudiado en el Arts League of New York, la Universidad de George Washington, Georgetown, Columbia y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

La hipertimesia le permite pintar y ver la vida en etapas, o en su caso, capas.


Deja tu respuesta

Se el primero en comentar

avatar
wpDiscuz

Ediciones impresas Ver todas