¡Que no te gane el calor!

Consume menos energía con este decálogo del ahorro

EnergyEfficientHomes Hero 640x264 - ¡Que no te gane el calor!

Vivimos en un desierto, hace calor y no existe manera de evitarlo, pero podemos ahorrar energía y volvernos más verdes este verano con el siguiente decálogo del ahorro:

1. Reemplaza equipo antiguo:
Reemplazar el equipo puede representar un gran gasto, pero si tu equipo lleva ya más de 10 años funcionando probablemente existe uno más eficiente en el mercado.

2. Usa termostato programable:
Usar un termostato que se ajuste a nuestro estilo de vida puede ahorrar hasta un 30% de energía en nuestro hogar. Programando diferentes temperaturas a diferentes horas evitaremos que nuestra casa esté fría de más cuando no estamos o caliente cuando estamos.

3. Mantén al día tu equipo:
Un aire acondicionado con poco gas o con un filtro sucio funcionará de manera menos eficiente, haciendo que gastemos más electricidad.

4. Tapa las ventanas:
La luz que entra por las ventanas viene acompañada del calor de los rayos del sol. Usa persianas, cortinas, vegetación o hasta un polarizado para evitar que estos rayos ingresen a tu domicilio.

5. Aísla tu casa:
Si tu casa no tiene ventanas dobles o un buen aislamiento es momento de reconsiderarlo, ya que los veranos no se van a volver más fríos en los próximos años. Tener la casa bien aislada puede ser una gran inversión.

6. Temperatura razonable:
Hay que recordar que vivimos en un desierto, querer dormir con el aire muy frío en el verano solamente generará un gasto excesivo de electricidad, recuerda que para ahorrar hay que mantener el termostato entre 24 y 25 grados.

7. Usa un ventilador:
El flujo de aire evapora el sudor de nuestro cuerpo, lo que hace que sintamos una temperatura más agradable. En caso de ser posible, aprovecha este sistema de enfriamiento y súbele a la temperatura del aire.

8. Sombra en el compresor:
El compresor es el equipo encargado de remover el calor de tu casa, si este equipo se encuentra bajo sombra, logra funcionar de manera más eficiente.

9. Revisa las tuberías:
Erobablemente tu aire acondicionado no esté recién instalado. Con el tiempo el aislante que recubre las tuberías y los ductos se va perdiendo. Revisa que los tuyos estén en buen estado y no estés perdiendo energía.

10. Puertas y ventanas cerradas:
Al abrir las puertas y ventanas intercambiamos temperatura del interior al exterior. Si estamos buscando mantener la casa fresca y afuera hace mucho calor, hay que evitar dejar las puertas y ventanas abiertas.

¿SABÍAS QUE 60% DEL GASTO DE LAS CASAS EN EL VERANO VIENE DE LOS AIRES ACONDICIONADOS?

FUENTE JOAQUÍN CORELLA PUENTE
MAESTRO EN CIENCIAS
PROYECTOS Y SOLUCIONES EN ENERGÍA
JOAQUIN@PSENERGIA.COM.MX
(662) 282- 0016
FAEBOOK: PS ENERGÍA


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas