Casa Cima Sustentable e Inteligente

Esta casa es una fusión de opuestos mezclando los métodos constructivos del siglo pasado con la tecnología e ideología del siglo XXI.

La construcción de esta casa, en concreto, vigas de acero y madera, se asemeja más al clásico estilo de Louis Kahn o de Mies Van der Rohe, pero al mismo tiempo, incorpora un rango de sistemas tecnológicos que no existían en su época. La recolección, tratamiento y reciclaje del agua, y de energía solar, son sólo algunos de estos sistemas. La parte inteligente de la casa no sólo se refiere al hecho de que puedes controlar tus ambientes con la iluminación o bajar la temperatura de la habitación de tus hijos desde tu celular mientras sus habitantes estén fuera, sino que el cerebro complementa los sistemas sustentables para hacerlos más eficientes.

Otro opuesto que encontramos en la casa es el diseño de sus fachadas. El frente responde al sur, enfocándose en la privacidad y seguridad, se parece más a un bunker que a una residencia. Fuera de algunas pistas en el suelo, realmente no puedes leer por donde se accede al interior o si la fachada cuenta con alguna ventana. La fachada norte, al contrario, es completamente transparente ya que debíamos aprovechar las vistas panorámicas de la ciudad y hacerlas parte del interior.

Al entrar a la casa, el espacio rápidamente se abre hacia ti al caer en cuenta que la cocina, el comedor y la sala están todos encajonados en el mismo espacio principal. Incluso la ciudad misma parece formar parte de ese espacio gracias a las enormes ventanas que rematan al fondo.

Con elementos que dan vida y un estilo que embona a la perfección con el resto del hogar, esta cocina brilla con luz propia haciéndola un espacio para la convivencia con su isla que puede sentar a cinco, dejando parte de los materiales al desnudo, sin descuidar el más mínimo detalle.

Una pequeña pero muy interesante galería alusiva a la fauna de la región, fue la solución perfecta para este rincón que forma parte de un solo espacio junto al comedor y la cocina. Manteniendo la paleta de colores neutros, este ambiente se percibe con una armonía entre cada uno de los elementos aplicados para cada pieza del mobiliario.

Dentro de Casa Cima, un amplio espacio para la cava se aprecia desde todos los puntos de esta área común, que alberga parte de la sala y que se adapta a los tonos naturales que se dejaron descubiertos en muros y techos, complementados por una iluminación que irradia calidez.

El walk-in closet cuenta con un espacio hecho completamente en madera, haciendo de este rincón un lugar funcional y lleno de elementos que lo convierten en el sitio perfecto para sus tareas específicas.

Un relajado y muy cómodo modo de pasar el tiempo en este espacio dedicado al descanso y la relajación, fue el posicionamiento de la cama hacia la ventana con la espectacular vista de la capital chihuahuense, agregando confort con elementos que se fusionan entre ellos en tonos orgánicos.

La madera como protagonista de este espacio en el que se aprecia una mezcla de luces al natural con tonos acogedores, y por donde se da paso al primer nivel de esta vivienda.

La integración de plantas en un espacio para contemplar los bellos paisajes que aquí se admiran, y un mobiliario adecuado para estas funciones, son los integrantes principales del balcón que forma parte de esta impresionante residencia.

Un patio que, aunque es pequeño, se cobija bajo un árbol que le da personalidad a un espacio como éste, brindando sombra y una sensación de aprovechamiento a este rincón.

PROYECTO ARQUITECTÓNICO GARZA IGA ARQUITECTOS
WWW.GARZAIGA.COM
COLABORADORES DANIELA GARZA, EDUARDO IGA, LUCÍA SOTO, DANIEL LEOS, ESTEFANÍA COTA, ROGELIO BORUNDA, ALEJANDRA NEVAREZ, SUSANA RENDÓN
UBICACIÓN CHIHUAHUA, MEXICO
AÑO 2017
CONSTRUCCIÓN 465 M2
FOTOS ENRIQUE PORTILLO
WWW.DELFOZ.COM


Deja tu respuesta

Se el primero en comentar

avatar
wpDiscuz

Ediciones impresas Ver todas