Una Joya en el Mar de Cortés

ESTE HOGAR, SIMPLEMENTE LO TIENE TODO.

RODEADA DE montañas, desierto y el mar de Cortés como testigo, esta hacienda de más de 1,300 m² estuvo bajo el diseño de la distinguida interiorista Sandra Espinet, quien fue designada para hacer de este proyecto un hogar para una familia, sin dejar de ser un lujoso escaparate para vacacionar.

Además de adoptar al entorno para el máximo confort de la familia que reside en el corazón de esta privilegiada ubicación, la inspiración para cada detalle viene desde los rincones más especiales de San Miguel de Allende, Guanajuato, lugar que la interiorista visitó constantemente para encontrar el mobiliario y el arte indicados para un espacio tan único como éste.

En esta residencia se construyeron ocho recámaras, ocho baños, cuatro tocadores, cocina, una amplia área común y espacios destacados como una cava, un cine con sillones reclinables, una maravillosa alberca, cuarto de juegos, bar y caminos para escalar la montaña en la que se encuentra este hacienda. Estos y otros sorprendentes rincones la hacen una de las propiedades más espectaculares y exclusivas en toda el área residencial de San Jose del Cabo, México.

La aclamada Sandra Espinet es una interiorista integrante de la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores (ASID) por sus siglas en ingles. Una intrépida viajera que representa el epítome de un lujo relajado y un estilo casual e internacional.

Su experiencia e incontables viajes le han dado una perspectiva única en el diseño. Su trabajo ha sido publicado en numerosas revistas y artículos a nivel internacional. Su trabajo trasciende culturas y es aclamado alrededor del mundo.

Además de las imperdibles vistas, grandes murales de cantera tallada y detalles en herrería que se pueden encontrar en este comedor, los textiles derrochan una inspiración de raíces mexicanas.

La sala queda totalmente abierta por medio de grandes ventanales con vistas al mar por un lado y hacia las montañas por el otro. Los muebles, tapetes, y casi todos los accesorios son diseño exclusivo de Sandra Espinet, quien generó absoluta comodidad y un estilo formal, pero a la vez, familiar y confortable.

Una de las áreas más impresionantes es un cine en casa con asientos reclinables de piel, equipo de cine y sonido profesional, así como un techo con un sistema LED en un diseño de estrellas que se iluminan en la oscuridad.

La cocina fue completamente remodelada con materiales como la madera, el mármol y el azulejo y, al estar expuesta a las áreas sociales, repite el mismo concepto de interiorismo. Detrás de la cocina principal hay una secundaria para el chef y el personal, con total privacidad.

En la planta superior se localiza el cuarto de televisión, un pequeño salón para tareas y la oficina en la que destacan puertas talladas a mano, sillas de ebanista y una obra de Diego Rivera. Sobre los pasillos se pueden seguir apreciando los detalles en el mobiliario, textiles y grandes piezas de arte que fueron parte esencial para este estilo decorativo.

La recámara principal se divide por un muro de madera tallada y un enorme tapete de Mehraban comprado en Los Ángeles, California. En este caso, cada uno de los detalles se ha personalizado con base en los gustos y necesidades de quienes habitan espacios como éste. Los tonos claros y candelabros por doquier exponen ese elegante estilo que sigue por toda la residencia.

En otras habitaciones se aprecian telas y blancos de Quadrille, tapetes hechos a mano en Nepal. Dentro de esta propiedad también se construyó una casita de huéspedes, una encantadora villa con la misma decoración que la residencia principal. Dentro de ella encontramos una cama tapizada con telas de Kneedler Fauchère, una terraza, detalles y servicios de un exclusivo hotel.

Este baño posee azulejos creados especialmente para los clientes, lo mismo que la tina que simula una fuente y los grifos de diseño antiguo. Esta es una casa en la que respirarás ambientes mexicanos en todos los rincones, cada uno de los patrones están minuciosamente colocados para ser apreciados por sus habitantes y quien la visite.

El arte en espacios como éste también es válido para apreciarlo al máximo. Sin dejar de lado la paleta de colores y adaptándola a las necesidades que se presentan en espacios como el baño, se crean rincones dignos de admirarse y que superan las expectativas de quien lo visita.

La terraza, que cuenta con un asador y una cocina exterior, permite una privilegiada vista a las montañas. La cantera sigue siendo uno de los protagonistas al exterior que, con su presencia y detalles tallados, pasa a ser uno de los materiales más tratados dentro de esta residencia.

Una entrada imponente es lo que se encuentra al ingresar en esta propiedad, que además de contar con una gran variedad de amenidades para quien vive en ella, también despierta sentimientos encontrados, pues su decoración derrocha un regionalismo autentico, un talento inigualable y un toque de estilo que sólo encuentras en un país como é
te.

DISEÑO DE INTERIORES SANDRA ESPINET
WWW.SANDRAESPINET.COM
ÁREA 1,340 M2
UBICACIÓN SAN JOSÉ DEL CABO, MÉXICO.


Deja tu comentario

Ediciones impresas Ver todas