PROYECTO DB

“La idea de crear un paraíso: éste es el único propósito De nuestras casas”. Alvar aalto

“Carlos Herrera y yo creamos un proyecto que refleja respeto Por el trabajo del otro, siempre tomando en cuenta el resultado Final y la satisfacción del cliente. Su arquitectura les habla a Mis interiores y mis interiores a su arquitectura”. Margaret bissu

LOS ESPACIOS privados tuvieron un tratamiento meticuloso por parte de la diseñadora, pues para ella cada rincón representa un lugar de la cotidianidad de los habitantes de la casa en el que suceden eventos importantes. Maderas, piedras, metales y tonos neutros fueron algunas de las elecciones para dar un estilo natural al hogar.

La selección de piezas entre mobiliario, accesorios, iluminación y arte, se realizó bajo un criterio abierto en donde se permitió crear una combinación de obras nacionales y piezas internacionales. La sala tiene una imponente

instalación de 60 colgantes de la Serie 14, diseñada por Omer Arbel para Bocci.

Los textiles, texturas y colores fueron el hilo conductor del proyecto y todo esto bajo un estilo clásico contemporáneo. Para este residencial se combinó el uso de madera y metal respetando la naturaleza de cada uno, dando como resultado un ambiente cálido y acogedor. Otros de los materiales utilizados fue el acero al carbón que se puede observar en la chimenea.

Los acentos de color se lograron a través de la selección de telas para este proyecto. Las predicciones de tendencias para la moda basada en textiles fueron parte de la investigación que inspiró un resultado como éste. La propuesta de color resulta atrevida en algunas áreas donde predomina el color verde, como en la sala.

La celosía que divide el comedor de la cocina fue hecha a la medida por creadores nacionales. Cumpliendo con las medidas adecuadas para identificarse como tal con colores neutros y cálidos, la iluminación que se creó para este espacio se fusiona a la perfección.

El ambiente de la cocina proyecta una sensación de tranquilidad, paz y limpieza gracias a la elección del blanco como tono base, aderezado con acentos de diseño como las lámparas de Baroncelli y las sillas. La cocina es donde suceden muchos momentos importantes de una familia. Este espacio se distingue de los demás por ser monocromático. El Blanco predomina como símbolo de limpieza con acentos de diseño con las lámparas o las sillas. Lo más importante de hacer una casa como ésta es hacerlo pensando en la cotidianidad de sus habitantes y que en cada rincón suceden eventos importantes.

Esta majestuosa entrada te recibe con un imponente espejo y un par de obras de arte para comenzar el recorrido en una residencia que deja sorprendido a cualquiera.

Aquí apreciamos un gran ventanal que se encarga de unir el interior con el exterior en los momentos que se requiera. El mix de colores y textiles también se hace presente en esta área donde predominan los tonos corales entre los grises del juego de jardín.

Los tonos neutros y el contacto con la naturaleza a través de los dibujos plasmados en las paredes crean un ambiente ideal para el área de cuidado del bebé.

Gracias a la elección de distintas paletas de colores dependiendo de la habitación, también hubo oportunidad de jugar con las posibilidades que brindan las tonalidades brillantes. Dado que la edad del habitante de esta recámara es un poco más elevada que la del bebé, se integraron libros e historietas para ir cultivando el espacio para la literatura.

Este espacio exclusivo para los niños se llena de accesorios y elementos útiles para momentos de estudio y juego.

Uno de los espacios estratégicamente pensados para el descanso fue esta recámara principal junto a su baño que, construido debajo de vigas amaderadas, brinda ambientes de relajación para quien lo visite.

Las paletas de colores fueron elegidas para reflejar el carácter de cada habitación, como queda de manifiesto en las recámaras.

En este caso representa que la vida es un viaje que hay que vivir y disfrutar. Las distintas etapas de la juventud se representan en estos muros como un mensaje para los niños que habitan esta casa y para no perder sus orígenes.

El despacho tiene un tapete de Paul Smith para The Rug Company, que también es una explosión de color que contrasta con los demás elementos.

Además, encontramos un cine espectacular y un área de bar que emite aires de diversión y esparcimiento.

 

Interiorismo: Margaret Bissu

Arquitectura: Carlos Herrera

Construcción: 2,000 m²,

Ubicación: Ciudad De México

Año: 2014

Fotos: Edgardo Contreras

 

Deja tu comentario

Ediciones impresas

Ver más